Proyecto llave en mano y puesta en marcha

Proyecto llave en mano y puesta en marcha

Un proyecto llave en mano es el desarrollo de trabajos completos, que van desde la ingeniería conceptual, básica y de detalle, hasta pruebas finales de la instalación, capacitación del personal y la entrega del resultado el cliente. Este tipo de proyectos es aplicado en la construcción de plantas y naves industriales.

Un proyecto llave en mano se basa en dos rasgos principales: la conjunción del diseño y la ejecución de la obra en una sola persona o empresa.

El concepto de proyecto llave en mano aplica cuando los requerimientos de los clientes son múltiples, pero al final se ocupa de la totalidad y, por la complejidad de la planeación, es mejor tratar con una sola empresa que se encargará de realizar la integración, implementación y puesta en marcha del proyecto.

De igual manera, la elaboración detallada del proyecto tiene lugar una vez que se concluye el contrato, lo que justifica conceder a la empresa el derecho a introducir modificaciones en los planos, a su propio costo y riesgo y siempre que se respeten los parámetros establecidos en el contrato, como la calidad, cantidades de materias primas, rendimientos, entre otros; sin que sea necesaria la aprobación previa del cliente.

VENTAJAS DE LOS PROYECTOS LLAVE EN MANO

  • Rápido desarrollo del proyecto
  • Disminución de riesgos
  • Ahorro de tiempo
  • Reducción de conflictos
  • Posibilidades de modificación
  • Trabajo integral
  • Ahorro de recursos

QUE ES UN CONTRATO LLAVE EN MANO

Un contrato llave en mano se define como contrato para el diseño, suministro, construcción, entrenamiento y puesta en marcha de los activos de un proyecto de acuerdo con rendimientos productivos contratados, por un precio fijo y a un plazo de entrega cerrado.

En un contrato llave en mano, el contratista es responsable tanto del diseño como de la construcción de la planta; es decir, realiza los trabajos necesarios para la puesta en marcha de la planta por un precio acordado y en un tiempo determinando. No obstante, en la realidad, el constructor tendrá que implicarse activamente en todas las etapas del proyecto.

El contrato de un proyecto llave en mano presenta ventajas y desventajas las ventajas más evidentes son que se concentran en una sola empresa para todas las prestaciones objeto del contrato que se celebra, la responsabilidad global del contratista le obliga a dar un buen resultado, el contratante tiene un precio fijo, se eliminan las posibilidades de ordenes de cambios que generan mayores gastos, etc. Entre los inconvenientes se encuentran: el precio, que generalmente es elevado, sin embargo, por el costo beneficio, esto es relativo.

PRINCIPALES CLAUSULAS DE UN CONTRATO LLAVE EN MANO

Las principales cláusulas de un contrato llave en mano son: El diseño del proyecto, el lugar de construcción, el plazo de ejecución, el precio y la forma de pago, las garantías de cumplimiento y la ley que rige el contrato.

PUESTA EN MARCHA

La etapa de puesta en marcha consiste en ejecutar el plan de negocios o el proyecto a realizar.