Habilidades de comunicación y gestión para un director de proyectos

Habilidades de comunicación y gestión para un director de proyectos

El director es la autoridad máxima dentro de un proyecto, por lo tanto, debe tener perfectamente desarrolladas las habilidades de comunicación y gestión.

El director de proyectos a nivel de ingeniería es responsable de que todos los interesados en el proyecto (internos y externos) reciban información clara y completa, además que sea procesada adecuadamente.

Entre sus mayores responsabilidades, este ingeniero jefe debe procurar que todos los participantes en el proyecto mejoren sus capacidades y habilidades de comunicación. También es conveniente capacitarlos para la mejora de su estilo de comunicación y ofrecer retroalimentación constante.

El director de proyectos debe crear los canales adecuados de información, para que ésta sea siempre efectiva desde las comunicaciones formales (e-mail, comunicados, minutas) hasta las informales (redes sociales, pláticas casuales).

Es muy importante mencionar que un director de proyectos debe ser un ejemplo a seguir por la organización, un ente de motivación y un mediador, estableciendo relaciones de confianza y respeto. entre sus equipos, al mismo tiempo dando instrucciones precisas y compartiendo conocimientos e ideas para transmitir urgencia y motivación a otros.

Los elementos más importantes en la comunicación directiva y gerencial serían:

  • Simplificar el mensaje: Ser concisos y directos garantiza que los receptores decodifiquen el mensaje con efectividad, es decir, que lo entiendan.
  • Mirar a las personas: Mantener contacto visual provoca confianza y hace sentir al receptor lo importante que es para quien transmite el mensaje.
  • Convencimiento: El director debe tener confianza en el mensaje que comunica, de lo contrario, el lenguaje corporal lo delatará y el mensaje no será bien recibido.
  • Buscar una respuesta: El objetivo de toda comunicación es lograr acción, a esto le llamamos “feed back” o respuesta. Jamás un director debe limitarse a dar un discurso o un monólogo, se debe comunicar, provocar entusiasmo, darle a su gente algo para recordar en sus mensajes y por último, estimular la acción.

La habilidad de gestión le ayuda a un director de proyectos en la medida que, gracias a ella puede llevar, de manera organizada el control de los proyectos. Recordemos que al estar al frente, la cabeza es responsable del rendimiento, resultados y sincronía de los diferentes equipos (casi siempre multidisciplinarios) en donde la experiencia y habilidades para comunicarse resultan ser clave para lograr un resultado específico.

El éxito de un proyecto y el desempeño del equipo de trabajo depende de la habilidad de gestión del director, si esta no está presente o tiene deficiencias, es ahí cuando surgen los contratiempos, falta de resultados, inestabilidad y muchos otros problemas que podrían resolverse procurando una comunicación efectiva entre los equipos y sus directivos.