Puntos clave en el diseño de una planta industrial

Puntos clave en el diseño de una planta industrial

El diseño de plantas industriales lo debe hacer siempre un equipo multidisciplinario, a grandes rasgos, describimos los más relevantes e indispensables:

La parte legal, que se encargará de la revisión de trámites y permisos, requisitos gubernamentales en materia social, ambiental, laboral, sindical. Es muy importante una revisión legal previa al inicio de cualquier actividad, esto nos ahorrará malos tragos durante la ejecución.

Una vez afinados los detalles legales, entra el ingeniero industrial, quien hará el primer esbozo de layout, diagrama de flujo, llamada ingeniería conceptual, como en todo proyecto, es indispensable que los interesados (stakeholders) sean tomados en cuenta para adecuada definición del proyecto, aquí se conocerán las dimensiones generales de la planta, requerimientos de servicios (utilities) así como la capacidad que tendrá instalada.

El arquitecto diseñará los espacios complementarios y los integrará con las áreas de proceso y utilities, considerando pasillos, espacios libres, alturas, almacén, áreas verdes, rutas de evacuación. La labor del arquitecto es muy importante en el diseño de plantas industriales, él dará al proyecto una forma mucho más gráfica (renders fotorrealistas, vistas, fachadas) que pueden ser presentadas con gerentes e inversionistas del proyecto.

El ingeniero civil proyectará todas las estructuras, cimentaciones, pisos, plataformas, mezzanines y drenajes necesarios para garantizar la integridad de la planta. El ingeniero civil se basará en normas nacionales (CFE, IMCA), normas internacionales (AISC, ASCE), de donde tomará los criterios para un diseño adecuado.

El ingeniero mecánico se encargará de unir todos los elementos que hasta ahora parecían aislados, diseñará las conexiones entre equipos, calculará velocidades de transportación, dimensionará las utilities, seleccionará equipos complementarios, confirmará la preselección de los equipos principales, dará retroalimentación a las demás áreas (redimensionamiento de estructuras, ajustes al proceso, requerimientos específicos).

El ingeniero eléctrico diseñará todo lo referente a la alimentación eléctrica de la planta (equipos principales, equipos secundarios, utilities, iluminación, contactos de servicio). Es importante observar el cumplimiento de la normatividad (NOM), así como la funcionalidad del sistema eléctrico, previniendo problemas futuros.

El proceso aquí mencionado es solo la columna vertebral que todo proyecto (diseño de una planta) debe tener: este se complementará en función de la complejidad y tamaño del proyecto, por ejemplo, el ingeniero civil puede ser (y normalmente lo es) auxiliado por un estructurista, quien empleará software especializado para el cálculo de los elementos que sostendrán al edificio, o por un topógrafo, quien determinará la poligonal, los niveles y pendientes.

El proceso de diseño de una planta en realidad no es tan lineal como se describe en los puntos anteriores (de hecho, dista mucho de ser lineal), sino que es un proceso cíclico que conlleva muchas revisiones, modificaciones, back to basic. Se deberán hacer tantos chequeos cruzados como sean necesarios, en el camino, los planteamientos originales sufrirán cambios radicales y tal vez la idea principal y el objetivo del proyecto cambie varias veces.

La identificación de los stakeholders así como el rol en el que participa cada uno es de vital importancia en el éxito del proyecto.

El otro punto que es relevante en el diseño de una planta es la adecuada coordinación entre cada especialidad, el flujo adecuado de la información de cambios y requerimientos, definiciones en etapas primarias del proyecto para evitar retrabajos.

En MSI somos especialistas en el diseño de plantas industriales, desde la ingeniería básica y a detalle, hasta la construcción de proyectos tipo llave en mano. Solicite nuestra asesoría.